Ciencia & Tecno

Exempleado de Microsoft explica por qué aumentó la cantidad de fallas en las actualizaciones de Windows 10

24/09/2019

Exempleado de Microsoft explica por qué aumentó la cantidad de fallas en las actualizaciones de Windows 10

Durante los últimos años, hemos visto cómo los fallos a nivel de sistema, tanto críticos como bugs que afectan a la experiencia de usuario, han ido haciéndose cada vez más protagonistas en Windows 10. Jerry Berg, ex SDET Senior en Microsoft,  un vídeo en pulicó un video en su canal de Youtube donde explica por qué.

Según cuenta, los procesos de prueba de Microsoft cambiaron en los últimos años, lo que produce que ahora sea más difícil encontrar fallos, ya que los métodos empleados en la actualidad no son tan rigurosos.

Al principio, Berg empieza hablando de cómo solía ser el proceso de testeo en Windows, refiriéndose al período de 2014 y 2015: Microsoft tenía un equipo completo dedicado exclusivamente a probar el sistema operativo, conformado por múltiples grupos que se reunían de forma diaria para probar, corregir errores y debatir cuándo estaba listo el código para integrarse en Windows.

El punto clave aquí era que estas comprobaciones se realizaban sobre hardware real, es decir que había miles de ordenadores, con distintas configuraciones (según Berg, se representaba prácticamente la totalidad de la diversidad de hardware que hay en el mercado), en los que se hacía el testeo.

El problema principal vino cuando Microsoft se centró en que los equipos de Windows, Xbox y Windows Phone trabajasen juntos, prescindiendo del equipo completo dedicado al testeo de Windows 10

El problema llegó cuando Microsoft despidió a todo el equipo de test y los reemplazó por el equipo que probaba Windows Phone. La razón principal fue que las tres divisiones de Microsoft (Windows, Xbox y Windows Phone) fueron unificadas en una sola, dejando de lado las pruebas exhaustivas de Windows 10.

En lugar de hacer testeo sobre hardware real, se pasó a la automatización, es decir, a hacer pruebas sobre virtualizaciones.

El problema es que, en muchas ocasiones, el problema no es que algo no funcione, sino que no funcione correctamente. Esto ocasiona que algunos de los errores de estas compilaciones no se envíen de forma automática a Microsoft, algo que se suma a que tan solo una pequeña parte de los usuarios Insider realmente reportan los fallos que detectan.

El ex-empleado cuenta que, a través de la telemetría de Windows 10, se recogen tan solo pequeños ficheros que no permiten saber el contexto en el que se ha producido el error

Como dato curioso, nos cuenta que las actualizaciones de Windows 10 que se realizan en varias etapas, a veces tardan meses en llegar a algunos usuarios (a pesar de llevar tiempo disponibles), ya que la telemetría detecta que nuestro ordenador no está preparado para que funcione correctamente.