Política

Filtran un brutal audio de Moreno: “Que los presos no canten”

20/03/2019

Filtran un brutal audio de Moreno: “Que los presos no canten”

En una llamada telefónica que se filtró entre el exsecretario de Comercio Guillermo Moreno y la esposa de Julio De Vido , Alessandra “Lali” Minnicelli, el exfuncionario kichnerista se muestra muy molesto por las detenciones y le pide a su interlocutora: “¡Que no canten. Que los compañeros no canten!”.

La conversación fue grabada luego de la realización de actos políticos que ambos encabezaron en medio de la tormenta desatada por la causa de los cuadernos de las coimas: “¿Qué mensaje le dieron a los que están presos? Yo el mensaje que di fue que no hablen. Que no canten. Que terminen de hablar. Que lo único que hacen es hablar boludeces. Ahora empezó el pelotudo de (Juan Manuel) Abal Medina”, disparó Moreno.

La esposa de De Vido redobló la apuesta: “Abal Medina es un cagón, Guillermo. ¿Vos escuchaste la estupidez que dijo?”, lanzó, cuestionando al ex jefe de Gabinete, que admitió que recibió dinero de manos de Roberto Baratta, el ex coordinador del Ministerio de Planificación.

Minnicelli intentó llevarle tranquilidad a Moreno al señalar que “los nuestros están firmes, sin dudas”, pero apuntó contra Carlos Wagner, el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción: “A Wagner se lo voy a cargar. El tipo es un hijo de puta. Es una basura. Voy a juntar todos los discursos donde Wagner levantaba a Néstor, a Cristina y a Julio y lo voy a hacer bosta a ese idiota”.

La declaración de Wagner marcó un punto de inflexión en la causa porque contrastó con las de todos los arrepentidos hasta ese momento, quienes sostenían que no habían pagado coimas, sino hecho aportes voluntarios a las campañas electorales del kirchnerismo.

Durante el diálogo, Minnicelli sostuvo que era necesario “estar movilizados y en alerta y bancar a Cristina, porque sería el peor escenario que el lunes vaya presa”.

Sin embargo, Moreno disintió. “¿Por qué sería el peor escenario?” Y profundizó: “Al contrario, para ella es una cucarda”. Entonces, el kirchnerista cuestionó se estén “ordenando las cosas en función de las personas y no en función de la política”, cuando debería ser al revés.